Dulces sorpresas

ciaffi3 angelica  ciaffi1sorprersine

Levante la mano quien al menos una vez no compró para sus propios hijos o sobrinos, los huevitos Kinder Ferrero. Pasados los tres años, cuando el pediatra permite el chocolate, llegan inexorablemente a casa. El chocolate no es una gran cosa, pero la atracción por las sorpresas es fuerte! Aquellas de la foto son las sorpresas puestas todas juntas por mi sobrina Angelica a quien agradezco. Y doy gracias también a mis cuñados Luisa y Claudio que han aceptado pasar algunas horas hoy, desempolvando las sorpresas para mostrarlas bellamente sobre la mesa.
Por muchos años las sorpresas consistían en algo para ensamblar juntos, convirtiéndose en un pasatiempo. En los últimos años, al contrario, la sorpresa ya viene armada, casi siempre es un gadget ligado a films de la Disney o a series ideadas a propósito.
Detrás de las sorpresas hay muchos coleccionistas en cada estado europeo, una pasión que ha contagiado miles de personas en toda Europa. En Alemania, en el transcurso de los años ’70 la Ferrero alemana produjo por primera vez y distribuyó en los huevitos algunas series de miniaturas. Estos objetos estaban inspirados en los personajes de dibujos animados (Asterix, Mickey Mouse y Robin Hood). Esta característica ha inspirado la realización de las series sucesivas hasta 1986 año en el cual la Ferrero ideaba una serie propia: las Happy Frogs. En 1991 también la Ferrero italiana comenzó a distribuir miniaturas en plástico pintadas a mano. Al inicio se reproponían personajes ya vistos en Alemania, luego nacieron personajes esclusivos. Hoy la tendencia de la empresa piamontesa, parece aquella de uniformar la salida de los personajes en todos los países productores. Otros gadgets llegaron con las merienditas, tales como las que se ven en la foto.

ovetto

La historia de la Ferrero
La historia de la Ferrero tuvo su inicio en un laboratorio de Alba, ciudad piamontesa. Se debe a Pietro Ferrero, la fundación de la empresa y el inicio de su expansión.
Durante el período belico a raiz de la escasés de las materias primas como el cacao, Pietro buscó alternativas y fue en ese período cuando descubrió la potencialidad de las avellanas de la zona. El primer producto “GIANDUJOT" fue un exito inesperado. Este producto era “con las avellanas y el cacao" propuesto como merienda ideal para los niños.
En los años sucesivos, a Giovanni Ferrero, sucedieron hermanos y sobrinos que prosiguieron el espíritu emprenditorial característico de la familia. En septiembre de 1948 un evento terrible e inesperado: un aluvión que devastó la fabrica. Superada esta dificultad, la fabrica se repuso e inició a afirmarse no solamente en todas las regiones italianas.
En 1957, luego de la muerte de Giovanni Ferrero, la conducción de la empresa pasó al sobrino Michele. Durante los años ’50, Ferrero inició a conquistar el mercado europeo.
En 1956 abrió una filial en Alemania, constituyendo un primer ejemplo “de internacionalización" del la industria italiana del sector agroalimentaria.
En los años ’60 nace Nutella y la Ferrero se consolida en varios estados europeos.
A partir de los años ’70 crecen los mercados y se modernizan las lineas de producción consolidando a la empresa en su expansión en el exterior, en America del Norte y Centro America. Se abre un establecimiento en Australia y nace la Kinder division. Durante los años ’90, nuevas sedes comerciales se abren en Ungría, la Republica Checa y en Polonia. Además una filial se activa en Moscú.
También los mercados árabes y de Africa del Norte están vistos con interés a través de una sociedad COMERCIAL del Grupo Ferrero.
En 2004 se festejan los 40 años de Nutella. Actualmente, el grupo está presente en más de 30 países, con dirección en Italia y el resto de Europa, con 17 fabricas activas (3 de ellas en Sudamerica) y 37 sedes por todo el mondo.

El fenómeno del coleccionismo de las sorpresas y de los gadgets asociados a los productos de la Ferrero, ha tomado proporciones tales como para ser objeto de una muestra dedicada a los 30 años del Huevito Kinder y de sus sorpresas.
Organizada en Roma hace dos años, incluía, en salas diferentes, aspectos de la elaboración e ideación de aquello que es considerado un ‘pedazo de historia’ italiana con dibujos, proyectos, films. En la muestra se exponían también los principales posters publicitarios. Trasmitido de padres a hijos, el huevito Kinder ha indiscutiblemente entrado, en la historia y las costumbres de nuestro país. El huevito Kinder es entonces un símbolo en todo el mundo habiendo vendido en 60 países más de 30 millones de ejemplares.

Fuente Ferrero.it, Sorpresissime

Gracias Angelica, Luisa y Claudio!

Un pensiero riguardo “Dulces sorpresas

  1. Pingback: Ciaffi

Deja un comentario - Say someting kind! (must be approved and please let me know who are you)

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...