Como el gato y el raton

posavasos-cinese-polaroize.jpg

Hoy vino a comer Check el amigo de Hong Kong de mi hijo. Mientras estábamos preparando la mesa, de un cajón salió un regalo de una chica china que hace muchos años ha pasado un período de estudios en Ancona. Recuerdo que un día la invité a mi casa y cocinó ella, me trajo de regalo una pequeño paquete de posa-vasos, cada uno con los signos del calendario chino. Con Check nos pusimos a charlar:
¿Por qué el gato no está entre los animales del zodiaco chino? Me preguntó Check y luego me contó la leyenda, según la que, “Buddha presintiendo su final terrenal, llamó a todos los animales de la tierra, pero de estos solo 12 fueron a ofrecerle su saludo. Como premio por su fidelidad Buddha decidió llamar a cada año del ciclo lunar con el nombre de cada uno de los 12 animales que acudieron. El ratón, taimado y veloz por naturaleza, llegó primero. El diligente buey llegó segundo, enseguida el intrépido tigre y el pacífico conejo. El dragón llegó quinto seguido a continuación por su hermano menor, o sea la serpiente. El atlético caballo fue septimo y la elegante oveja octava, enseguida después llegó el astuto mono, y también el coloradísimo gallo, el fiel perro para terminar con el afortunado cerdo apenas a tiempo para saludar también el a Buddha.” La leyenda cuenta también como hizo el pequeño y sagaz ratón a adelantarse al grande y honesto buey, escalando sobre su dorso evitó recorrer el camino para llegar al Iluminado y una vez alcanzada la meta saltó del buey y saludó a Buddha.

En otra leyenda, el Emperador de Jade, ya soberano del Cielo y de la Tierra desde muchos años, decidió visitara la Tierra personalmente. Se asombró al admirar las curiosas criaturas terrestres. Decidió tomar doce, para llevarse al Cielo, para mostrarlas a los seres divinos. Los animales que eligió fueron: un ratón, un gato, un toro, un tigre, un conejo, un dragón, una serpiente, un caballo, una cabra, un mono, una gallina, y un perro. El gato, el más bello de los animales, le pidió al topo de informarlo el día en que el Emperador de Jade abría de venir a buscarlos. Pero el ratón, celoso de la belleza del gato en comparación con la suya, no le informó. En consecuencia, el gato non se presentó a la llegada del Emperador de Jade, y fue substituido por el cerdo. El Emperador de Jade, fascinado por los animales, decidió atribuir a cada uno de ellos un año del calendario. Cuando el gato supo lo que había sucedido, se enojó furiosamente con el ratón. La leyenda quiere explicar también el origen de la enemistad entre gatos y ratones.

Entonces yo, según el horóscopo chino, habría nacido en el año del gallo. Los nacidos bajo este signo están siempre ocupados y retienen de tener siempre razón, aunque algunas veces se equivocan. 🙂

http://es.wikipedia.org/wiki/Horoscopo_chino

Deja un comentario - Say someting kind! (must be approved and please let me know who are you)

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...