Una tarde en las tiendas GUM

En el verano de 1980 me lauree, pero ese verano lo recuerdo también por una noticia dramática en la historia de Italia, el atentado en la estación ferroviaria de Boloña, la ciudad en donde había estudiado durante cuatro años. Cada vez que paso por la estación, es imposible no vislumbrar en las paredes, aquella gran herida sin olvidar las numerosas victimas.

Ese verano se realizaron también las olimpiadas en Moscu. Recuerdo que mi padre había preparado el viaje durante 4 años, el y algunos amigos, cada mes dejaban un ahorro para pagar el viaje y la estadía por 10 días. Y llego el día de la partida, en tren desde Ancona hasta Milano. Luego el viaje aéreo con la compañía rusa Aeroflot: Malpensa -Budapest-Moscu

Junto a sus amigos se hospedó en colegios estudiantiles, recuerda aún las ventanas sin persianas, como muchas casas de los países del Este Europeo, y los servicios sanitarios  distintos a aquello que estaban habituados en Italia.
Aquí, lo pueden ver en la Plaza Roja con algunos componentes del grupo.

Gruppo a Mosca

En Moscu pasaron los días entre el estadio, visitas guiadas a los monumentos de la capital rusa, excursiones por la Moscova y algo de shopping en pleno centro. Volvió con muchos regalos: la infaltable balalaika, las matrioskas un símbolo de la cultura popular rusa, un souvenir al cual no se renuncia.  Un par de collares y brazaletes de ámbar para mi y mi madre. Recuerdo también un pañuelo floreado como este, tal vez fabricado en la ciudad de Pavlovo, famosa por esta producción.

matrioskascialle russoPOsadMischa

Todo lo compró en las tiendas Gum que el recuerda estaban abiertas solo para los turistas. Las tiendas tienen una larga historia, como esta documentado en el sitio internet. En los últimos años las tiendas se han convertido también en un lugar de encuentros y sede de muestras internacionales.
Magazzini GUM

Mi padre trajo de regalo también un suave “colbacco” y a aquella compra esta ligado un hecho curioso. Mi padre leyó 11 rublos como precio, en cambio en la caja la vendedora le informó que el precio era mucho mas alto, 110 rublos. Era muy tarde, las tiendas estaban muy llenas y  fue así que aquella tarde mi padre dejo hasta el ultimo rublo que disponía para el viaje.
En el estadio vivió grandes emociones. Fue el año de la victoria de los 200 m de Mennea. Imágenes que gracias a YouTube, podemos rever con los comentarios originales del tele cronista Paolo Rosi.

[coolplayer width=”400″ height=”300″ autoplay=”0″ loop=”0″ charset=”utf-8″ download=”1″ mediatype=””]
Mennea vittoria 200 m a Mosca
[/coolplayer]

Mi padre recuerda también muy bien las otras empresas de los otros italianos en atlética ligera. La medalla de Oro de Sara Simeoni, que saltando 1.97m estableció el récord olímpico. El tercer Oro llego de las manos de Maurizio Damilano en los 20 km de marcha. Y al final, como tantos, se emocionó con las lagrimas de Misha, la mascota de la Olimpiada de Mosca 1980.

[coolplayer width=”400″ height=”300″ autoplay=”0″ loop=”0″ charset=”utf-8″ download=”1″ mediatype=””]
Misha tears
[/coolplayer]

Deja un comentario - Say someting kind! (must be approved and please let me know who are you)

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...